(en linea )

comparte

Bookmark and Share

IMM 26 LA GENTE FELIZ LEE Y TOMA CAFÉ de Agnès Martin-Lugand

Sin el ánimo del orgullo, puedo decir que después de leer tantos libros hay cosas que a uno lo dejan de sorprender. Es casi inevitable hacer recuerdos de otras lecturas o te vienen a la mente párrafos que de alguna manera están ligados con la lectura actual. Por lo mismo, es tan admirable encontrar un libro que no sea como los demás. LA GENTE FELIZ LEE Y TOMA CAFÉ NO ES LIBRO COMO LOS DEMAS. Su protagonista, Diane, es una mujer fuerte de carácter pero con un espíritu sinceramente quebrado por la muerte de su hija y su esposo. Como es de imaginar, entra en una depresión muy fuerte durante un año. Su familia y su mejor amigo están preocupados y deciden forzarla a reaccionar de alguna manera creando panoramas y palabras chocantes que le hagan remecer, pero su carácter y decisiones serán el principio de su cambio de actitud y lo que en inicio fue solo la búsqueda de un escape a recibir ayuda, se vuelve su mejor cura. Se interna en una aventura que si bien pudo ser su nueva tumba, esta se ha vuelto la ventana a nuevos deseos, desafíos y nuevas razones para seguir. Lejos de ser un libro lleno de lugares históricos, fechas o grandes frases, la simpleza y verdad de su relato le da un valor extra. Es ruda, divertida, empática y sobre todo corta. Se hace cortísima. No esperes algo de otro mundo, déjate llevar con la lectura y se volverá más una conversación que un libro. Algunos han hecho hincapié en que carece de epilogo. En casos como el de este libro, me parece aceptable que no lo tenga. Si bien la historia se da tal cual, la apreciación y dirección del texto la dará el lector. Ahora, si somos sinceros, el libro ha causado gran revuelta entre los lectores y opinantes sin ser una obra de arte. El problema en sí, en este caso, es del lector. Puede gustarte o no. Yo lo recomendaría para adultos —o jóvenes con familia—, será complejo ponerse en los zapatos de Diane si aún deliran con vampiros, lobos y zombis. No porque no lo entiendan, sino, porque la vida no siempre tiene final feliz, y a veces nuestras propias historias de vida no tienen final. A veces son siempre comienzos. Encontraras momentos geniales, en los que te reirás y pensaras: —yo habría dicho algo como eso—, y otros en que la rabia te hará solidarizar con ella o querer decirla algunas verdades, pero si hay algo que me agrado del libro, es la personalidad de un personaje depresivo con genuinas ganas de no ser feliz. Para lo que hemos tenido procesos depresivos, la falta de ánimo, no ver alguna salida o simplemente no sentirse capaz de encontrar alguna opción a seguir, es algo normal para un cuadro del tipo, pero Diane no solo no encuentra como ayudarse, ella no quiere ayuda. ¿Por qué querer sentirse triste todo el tiempo? La verdad es que un café y un libro no harán que nuestra vida se vuelva feliz, pero ayudaran en el proceso.

0 CLIC ACÁ PARA COMENTARIOS¡¡¡:

Blog Widget by LinkWithin
 

El Blog de Aeilyn Missbook Soto G Copyright © 2009 donoso de missbook by adaptacion de aeilyn soto