(en linea )

comparte

Bookmark and Share

Antes del momento




Otro día más en mi vida

Hoy me toca predicar y no ha comenzado siendo un día muy genial. La vez anterior pelee con unos niños que tiraban la pelota sobre mi techo mil veces. Hoy mi mama y hermano están molestándose entre ellos, justo el día en que debo estar tranquila, pasan estas cosas. Mi hermano termino la conversación al irse a trabajar y mi mama agoto sus recursos vocales hasta que se le ocurrió, que, también podría decirme mil pesadeces a mí. Puff. Siempre que tenemos planes importantes, se atraviesan cosas en nuestro camino, sea por si o por no, no puedo tener un día tranquilo.
La predicación es algo demasiado importante para mi, se supone que quien enseña, trae un mensaje de parte de Dios para aquellos que lo oyen y ahora en vez de poder tener mi corazón sensible a la voz de Dios, tengo en mi cabeza todas las tonteras que me gritaron en mi casa, no siempre acepto el predicar y creo que habría dicho que no, si no tuviera la seguridad, de que lo que expondré es algo que si creo que viene de Dios primero para mi y luego para los demás, Espero que este día, sigua mejor. Se que él que enseña, debe tener un ejemplo y creo que mi cara en estos momentos no lo refleja. Que difícil es seguir a Dios, predicar de él y ser ejemplo. Muchos de aquellos que nos han escuchado hablar de nuestro credo, se creen con el derecho de ponernos en tela de juicio, como si el hecho de creer en Dios, nos impidiera cometer errores como los humanos. Saben que no ando metiendo a Dios en todo, se que a muchos les molesta y Dios no debe ser impuesto, sino deseado. Pero esto me ayuda a cambiar la cara. Se que a miles les pasa y no es algo de lo que me deba avergonzar, por el contrario, siento que esto me acerca mas a la gente normal ja, ja, ja..

Yap. Me voy. Creo que este fue el desahogo de hoy..

Blog Widget by LinkWithin
 

El Blog de Aeilyn Missbook Soto G Copyright © 2009 donoso de missbook by adaptacion de aeilyn soto